Palabras del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, durante el evento Sin Hambre Veracruz Prospera, Dos Años de Resultados

Muy buenas tardes a todo Veracruz, y muy buenas tardes, con especial cariño, pero especialmente con agradecimiento, quiero reconocer la presencia de mujeres, de jóvenes y de hombres de esta Región de Los Tuxtlas de Veracruz, que hoy me dan la bienvenida.

 

Muchísimas gracias.
Señor Gobernador del Estado de Veracruz, muy distinguidas autoridades del Gobierno de la República, del gobierno del estado, del gobierno municipal; señoras y señores legisladores federales, senadores de la República, diputadas y diputados federales, locales; distinguidas autoridades municipales, muchas gracias por su presencia.
Y de igual manera, a quienes son extensión de los esfuerzos del Gobierno, que son nuestros delegados federales.
Pero, de manera muy especial, con gratitud, como lo he señalado, quiero agradecer nuevamente la presencia de mujeres de esta Región de Los Tuxtlas; de niños y de jóvenes y de hombres de trabajo que todos los días dedican sus mayores afanes, sus esfuerzos, sus jornadas de trabajo a procurar que sus hogares y sus comunidades estén mejor y, como dijo Sofía, todo ello permita que México se mueva hacia mejores condiciones.
Muchísimas gracias.
Procuraré ser lo más breve posible. Lo preocupante de ello es que cuando uno lo dice termina por no siéndolo. Pero espero, en respeto de su tiempo, porque ya me han dedicado buena parte de su tiempo el día de hoy.
Y déjenme decirles algo, o recoger algo de lo que Sofía expresaba, cuando me dio la bienvenida, y me decía: Ojalá y aquí se sienta realmente muy a gusto y tenga una buena, cálida y acogida, y sea bien recibido aquí, en la Región de Los Tuxtlas.
No fue albur, no sean así.
He sido bien recibido y déjenme decir lo más importante: el espacio de tiempo dedicado a este evento nos deja, un poco he querido acelerar la entrega de los apoyos que simbólicamente aquí se han entregado en grupos de quienes hoy están recibiendo estos apoyos y muchos más, precisamente en el acto que hoy nos convoca, en el marco de este mes dedicado a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, pero del tiempo dedicado al evento, sin duda, uno muy importante es el que me permite tener acercamiento con ustedes.
Porque no se puede gobernar un país, no se puede trazar líneas y políticas públicas que mejoren las condiciones de un país, si no se siente a su gente. Si no se toca a su gente. Si no se palpa a la gente, al pueblo que se gobierna. Si no se recibe de ellos el saludo, el sudor, el abrazo fraterno, como el que me llevo el día de hoy de aquí, de Veracruz.
Por ello, muchísimas gracias por darle la oportunidad a su amigo, al Presidente de la República, de sentirlos, de tocarlos y de llevarme el abrazo y el saludo fraterno de muchas y muchos de ustedes.
Desde aquí, a quienes he tocado, a quienes he saludado y a quienes físicamente no me ha sido posible hacerlo, reciban, todas y todos, mi saludo, mi fraterno, mi cordialidad y mi cariño y mi respeto, hoy y siempre.
Muchísimas gracias.
Por qué estamos hoy aquí.
Yo creo que ya han explicado, Paula, quien es la coordinadora del Programa PROSPERA en todo el país; Sofía misma, en su intervención, quien ha hablado y ha dado testimonio en representación de la sociedad veracruzana o de quienes están aquí reunidos, en sus voces hemos recogido por qué estamos aquí.
Hoy, en el marco de este mes dedicado a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que déjenme nada más poner en contexto qué significa.
Cada mes del año, a dos años de haber iniciado esta Administración, un mes al año estamos dedicándolo a tener actividades todos los días, con o sin el Presidente.
Participo en algunos de estos eventos, como el que hoy nos convoca, pero todos los días la Secretaría de Desarrollo Social tiene organizados eventos en distintas partes de la República Mexicana, precisamente para significar, y más allá de ello, para hacer espacio de entrega de apoyos que están enmarcados dentro de la política social del Gobierno de la República.
Y una muy importante, la que tiene por objeto asegurar que más familias, que más mexicanos tengan garantizada su diaria alimentación, porque reconocimos lo que no se había querido aceptar en el pasado: que había más de siete millones de mexicanos que, lamentablemente, no comían todos los días o no tenían asegurada su alimentación cotidiana.
Y por eso, emprendimos esta Cruzada, que convoca a todos los niveles de Gobierno: al Federal, a los estatales, a los municipales, y a distintas dependencias del Gobierno Federal, con un propósito: que más familias tengan acceso a una diaria alimentación, que estén bien alimentados, que reciban nutrientes para su sano desarrollo.
Y en este esfuerzo, hoy 4.2 millones de mexicanos que se encontraban en una condición adversa, ya tienen acceso diariamente a la alimentación, como es el objetivo de este programa.
Sofía me quitó parte de mi mensaje, porque, y hoy, lo quiero volver a recordar: Qué es la política social del Gobierno de la República.
Es aquella que procura condiciones de apoyo, de asistencia y de bienestar para quienes menos tienen, para quienes carecen de lo básico, y busca asegurar para ellos mejores condiciones.
A través de qué.
A través de una mejor alimentación, de una mejor vivienda. Como aquí, hemos entregado apoyos para vivienda, y lo hacemos en todo el país en entrega de arreglos a sus casas o construcción de vivienda para quienes menos tienen.
En la introducción de servicios básicos, como agua potable, energía eléctrica y drenaje, en muchas comunidades que, por estar apartadas, no contaban con estos servicios elementales.
En apoyos para la educación de sus hijos, no solo ya estamos entregando becas a quienes son beneficiarios del Programa PROSPERA, sino que estas becas no solamente ya son sólo para preparatoria, sino que ahora les permite estudiar también ya, Sofía, la universidad, y, con ello, podrá garantizárseles el que tengan un mejor ingreso por contar con una mejor preparación y están mejor preparados para incorporarse a alguna actividad productiva en cualquier parte del país.
Y hoy, de manera simbólica, estamos significando con este acto que, además de llegar con estas acciones y con estos propósitos a las familias de menores recursos y de menos ingresos, también estamos apoyando la concreción de proyectos productivos.
Porque no queremos que la gente, y me lo han dicho, infinidad de ocasiones. Infinidad de ocasiones me han dicho: Presidente, no sólo queremos que nos ayude, ni queremos solamente recibir ayuda, sino que se nos dé la oportunidad de demostrar de lo que somos capaces, pero necesitamos un apoyo para ese propósito.
Y eso es lo que tiene el apoyo, el Programa de Proyectos Productivos, como el que hoy estamos echando a andar aquí, en esta región de Los Tuxtlas, que es, precisamente, el de la producción de Stevia.
Este endulzante natural que hoy cuatro mil familias podrán producir en huertos familiares, a través de los apoyos que están recibiendo, lo que les permitirá tener un ingreso adicional, aparte de cualquier otro apoyo, cualquier otro beneficio o de cualquier otro ingreso que tengan con las actividades económicas que realice la familia.
Hoy tendrán, en sus huertos familiares, la capacidad de producir un endulzante para consumo propio, pero sobre todo, para colocarlo en el mercado tanto nacional como internacional, y les dé un mejor ingreso.
Esto es el Programa PROSPERA: apoyar a las familias para que tengan ingresos propios, a través de proyectos productivos como el que aquí, hoy estamos echando a andar.
Y así como hoy estamos aquí respaldando y apoyando la vocación productiva que tiene la región de Los Tuxtlas, es decir, las características particulares que se dan aquí por el clima, por la tierra, y que permite la producción de esta planta, lo estamos haciendo en todo el país apoyando vocaciones productivas, es decir, cuáles son aquellos proyectos productivos que en las distintas regiones del país pueden tener apoyo de parte del Gobierno, para que la gente cuente con las herramientas, con la capacitación y todo lo necesario, para que por sí mismos puedan echar andar sus proyectos y tengan mejores ingresos.
Esto es lo que nos proponemos en el Gobierno de la República, generar condiciones de bienestar para todas las familias mexicanas.
Y por eso convocamos a toda la sociedad mexicana a mover a México, a romper las inercias, el ritmo que llevábamos que era, honestamente, lento y que no permitía que el país creciera de manera mucho más acelerada.
Lo que hemos hecho, acompañando la política social, que son todos estos programas que aquí ustedes hoy participan de ellos, muchos de ustedes, o muchas y muchos de ustedes, no sólo son beneficiarios, sino son la extensión del Gobierno de la República que llega a muchos hogares, ofreciendo los varios programas que tiene el Gobierno de la República.
Aquí están las vocales de PROSPERA, las beneficiarias de PROSPERA, los que participan en los Comedores Comunitarios.
Son ustedes, todo este gran ejército que se despliega, no un ejército armado, un ejército de voluntades, de mujeres y de hombres que están decididos a llevar beneficios para quienes más lo necesitan, y acompañan el esfuerzo del Gobierno de la República.
Y hablando de Fuerzas Armadas, quiero saludar a los titulares aquí, o quienes están al frente de las zonas tanto militar, como naval en esta región de Veracruz, porque la sociedad mexicana reconoce el compromiso que tienen con México.
Pero aunado a ello, no sólo en tareas de seguridad pública, de proteger la soberanía nacional, de proteger nuestros mares, nuestras costas, nuestras tierras; no sólo eso, sino que el Ejército Mexicano y la Marina Armada de México participan, también, en la política social.
Los Comedores Comunitarios que se han formado en todo el país, que son ya más de cinco mil comedores que dan alimentación a más de 600 mil personas todos los días, fueron creados gracias a la participación de nuestras Fuerzas Armadas, porque ellos capacitaron, dedicaron tiempo y atención para capacitar a quienes hoy están al frente de los Comedores Comunitarios.
Les enseñaron cómo preparar los alimentos, cómo optimizar adecuadamente los insumos para preparar la comida para las familias que asisten y que atienden los Comedores Comunitarios todos los días.
Pero decía yo, que junto a toda esta política social del Gobierno de la República, junto a ello era importante hacer cambios o construir nuevos cimientos que posibilitaran que el país pudiera tener un mejor desarrollo económico y social.
Y para eso han sido las reformas estructurales. A veces no se entiende con toda claridad para qué son o cuál es el propósito, pero ya estamos viendo, gradualmente, cuál es el impacto de estas reformas.
En la de Telecomunicaciones, gracias a ella, hoy las familias mexicanas ya no pagan la larga distancia. Hoy todas las llamadas son llamadas locales, porque es parte de lo que posibilita la reforma que se hizo en materia de telecomunicaciones.
Gracias a la Reforma Hacendaria dejó de haber ya, a partir de este año, el incremento mensual que había a la gasolina, al diésel y al gas LP, en apoyo a la economía de las familias mexicanas.
Y varios otros beneficios que están derivando de las reformas, éstos van a permitir que el país crezca más.
Y lo más importante, que ese es el objetivo, porque lo he señalado una y otra vez, las reformas no han sido un objetivo en sí mismo, sino un medio, una forma de alcanzar bienestar y prosperidad para las familias mexicanas.
Y lo estamos ya observando a inicios de este año. Estamos viendo cómo la inflación en el mes de enero, lo que no ocurría para un mes de enero, que era la famosa cuesta de enero, en lugar de tener una inflación mayor, ha habido una disminución.
Los datos dados a conocer implican o dan a conocer que hubo una reducción en la tasa de inflación en el mes de enero, lo que posibilitará que los ingresos de las familias les alcance para más.
Adicionalmente, también hemos conocido que el mes de enero fue un buen mes para la generación de empleo; que el año pasado se generaron 714 mil empleos formales y que este año estamos en ruta de seguir generando más empleo formal.
Qué significa esto.
Que tienen acceso a la seguridad social, que tienen acceso a la pensión, a la protección de su salud, a través de los institutos de seguridad social. Esos son los empleos formales.
Adicionalmente, estamos viendo que en el país empieza a haber mayor dinamismo económico.
Las cifras dadas a conocer por las tiendas departamentales dejan conocer que ha habido una mayor venta en sus tiendas, con lo cual se ha elevado el consumo interno; esto es consecuencia, precisamente, de tener una baja inflación y que permita que los ingresos de las familias les alcance hoy para más.
Seguiremos en esta ruta para que esto sea un propósito permanente y así las familias mexicanas tengan mejores condiciones y calidad de vida, que ese es el objetivo central que tiene el Gobierno de la República en el proyecto de Nación que hemos postulado para todos los mexicanos.
No me extiendo más. Sólo permítanme, finalmente, decirles que todas y todos ustedes acompañan al Gobierno de la República en estos empeños y en estos esfuerzos. Depende de todas y de todos, de la sociedad y de los Gobiernos el que realmente propiciemos mejores condiciones a cada hogar y a cada comunidad.
Bien decía Sofía al dar su mensaje, queremos desde nuestros hogares, con las actividades que realizamos en nuestras comunidades, mover a México; mover y transformar a México para bien, hacerlo de manera positiva.
Y es claro que aquí están presentes mujeres, jóvenes y hombres comprometidos y que piensan de manera optimista, de forma positiva, en la transformación de su realidad, para que realmente ustedes y sus comunidades tengan mejores condiciones.
En este empeño invariablemente estará el Gobierno de la República y los gobiernos a quienes apoyamos para que se logre este objetivo. Eso es lo que buscamos para Veracruz y para todo el país.
Por la hora, sé que ya muchas tienen que ir a recoger a sus hijos a la escuela, sé que tienen que ir a comer, solamente permítanme por último nuevamente decirles: muchas gracias.
Gracias por dejarme sentirlos, por llevarme de aquí este recibiendo cálido y fraterno; por llevarme el sudor con el que ustedes me han contagiado el día de hoy, que es un sudor del calor humano que se ha dejado sentir aquí, en la región de Los Tuxtlas, y que junto con esta región, el Gobierno sigue trabajando y apoyando para que todo México se mueva, se transforme y genere bienestar para todas las familias mexicanas.
Muchísimas gracias.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Más noticias