Mejoramiento Integral de la Calzada Porfirio Díaz, obra de gran beneficio social

Obras en la Calzada Porfirio Díaz representan una fuente de empleos directos para más de 180 familias.

 

Mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad forman parte de la fuerza de trabajo que mejora la imagen de la Calzada Porfirio Díaz.

Como parte de los beneficios que se obtienen con los trabajos de infraestructura social que el Gobierno de Oaxaca realiza en la capital y al interior de la entidad, el titular de la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (SINFRA), Sergio Pimentel Coello, señaló que diariamente se generan mayores fuentes de empleo directos e indirectos para diversos sectores de la sociedad. 

Entrevistado respecto a los avances que presenta el Proyecto del Mejoramiento Integral de la Calzada Porfirio Díaz, el titular de SINFRA señaló que atendiendo a las instrucciones del Gobernador Gabino Cué Monteagudo, el sector de las infraestructuras tiene como premisa principal generar empleos de manera directa e indirecta para las y los oaxaqueños durante la ejecución de obras. 

“Muestra de ello es esta obra en la que contamos con una fuerza de trabajo de más de 180 personas, entre ingenieros, arquitectos, trabajadores de la construcción y operadores, quienes día a día con su esfuerzo logran llevar el sustento a sus familias”, enfatizó. 

Pimentel Coello señaló que se trata de una obra noble, ya que no sólo mejorará los servicios y la imagen de las casa habitación o comercios que se ubican en la zona, sino que permiten que ciudadanas y ciudadanos puedan tener un ingreso que les permita apoyar a la economía familiar.

“Aunque suene sorprendente para algunas personas, en la Calzada contamos con mujeres que trabajan dentro de la obra, al igual que adultos de la tercera edad y personas con discapacidades, quienes realizan trabajos de acuerdo a sus posibilidades, destacó el titular de la SINFRA.

Se brinda fuentes de trabajo para todos los sectores 

Germán Sirio, de 70 años de edad, originario de Santiago Yavego, Choapam, junto con otras tres personas de la tercera edad, laboran de lunes a sábado para obtener un ingreso para sus familias. 

Para Don Germán, quien llegó a vivir a la ciudad de Oaxaca hace 30 años, de los cuales 25 se ha dedicado a trabajar en el sector de la construcción, encontrar una fuente de empleo a su edad es muy importante: “agradezco la oportunidad que nos dan, ya que a nuestra edad casi nadie nos quiere dar trabajo y no piensan que también necesitamos llevar un ingreso a nuestras casas”. 

Su herramienta de trabajo, un cepillo, para barrer el nuevo concreto de la avenida, y de vez en cuando una pala o una carretilla, ya que dice que en ocasiones empareja lugares donde la maquina no puede o levanta la basura que se origina en la obra.

De igual forma Araly Rojas, madre de familia de dos hijos, uno de 17 y otra de 12, apoya a su esposo con el gasto del hogar. Entrevistada a un costado de la fuente de tres platos, portando su chaleco naranja y casco obligatorio, relató los trabajos que realiza de lunes a sábado junto con su otra compañera 

Estas dos únicas mujeres que trabajan dentro de la obra, inician su jornada laboral a las 7 de la mañana, durante casi todo el día. Se a mantener limpia el área de trabajo, asimismo apoya en labores de vialidad, ayudando al peatón a cruzar las calles para evitar accidentes.

Respecto al ambiente de trabajo, enfatizó que “como mujeres debemos saber darnos a respetar, si los hombres ven que nos damos nuestro lugar y que ponemos límites, ellos no se meten con nosotras”. Con una sonrisa, Araly dice que en los dos meses lleva trabajando en la obra, nunca le han chiflado o faltado el respeto, “aquí nosotras solo venimos a trabajar y nada más”, concluyó

Comparte esta noticia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Más noticias