Llama Gobierno de CDMX a la comunidad judía a defender la Constitución local que plasma lucha contra el antisemitismo

Asiste mandatario capitalino a la colocación de la primera piedra del nuevo edificio corporativo de la comunidad Kehilá Ashkenazi de México, que significará una inversión de 100 millones de pesos

Al hacer un llamado a la comunidad judía a sumarse y cerrar filas en la defensa de la Constitución de la Ciudad de México, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, señaló que este documento defiende la lucha antisemitista.

“¿Por qué es importante que cerremos filas en la Constitución de México?, porque ustedes me pidieron a mí, directamente, en la Jefatura de Gobierno, que defendiéramos una tarea que no se había conseguido. Y era, señalar, tajantemente en nuestra legislación, la lucha antisemitista, y hacerlo delito, y hacerlo con fuerza, y hacerlo contra todo lo que nos habían dicho”, destacó.

“Está en la Constitución de la Ciudad de México y yo les pido que se sumen, que nos sumemos en esa defensa de nuestra Constitución. Nosotros lo vamos a hacer con toda fuerza. Esto no nos lo van a mover”, subrayó.

Al colocar la primera piedra del nuevo edificio corporativo de la comunidad Kehilá Ashkenazí de México —con una inversión en la CDMX de 100 millones de pesos— el mandatario capitalino refirió que en el Artículo 4 de la Constitución Política se aborda los principios de interpretación y aplicación de Derechos Humanos.

 

“Se prohíbe toda forma de discriminación que atente contra la dignidad humana o tenga por objeto o resultado la exclusión o restricción de derechos de las personas y comunidades, motivada por origen étnico o nacional, apariencia física, género, discapacidad, condición social, religión, opinión, preferencia sexual, orientación sexual o cualquier otra. También se considera discriminación, la misoginia, cualquier manifestación de xenofobia, segregación social, antisemitismo, islamofobia o cualquier forma conexa de intolerancia”, detalló.

 

“La Ciudad de México garantiza la igualdad sustantiva de todas las personas sin distinción, por cualquiera de las condiciones de diversidad humana. Se prohíbe toda forma de discriminación que atente contra la dignidad humana o tenga por objeto o resultado la exclusión o restricción de derechos de las personas y comunidades, motivada por origen étnico o nacional, apariencia física, género, discapacidad, condición social, religión, opinión, preferencia sexual, orientación o cualquier otra”, puntualizó.

 

Resaltó que son buenas noticias que haya inversión en la Ciudad de México y es muestra de confianza de la comunidad judía al invertir 100 millones de pesos para la construcción de este nuevo edificio corporativo que se ubicará en la calle Acapulco número 70, en la colonia Roma Norte, delegación Cuauhtémoc

«En buena parte tiene que ver con la comunidad judía que está mostrando un impulso sustancial, permanente, honrando valores ancestrales de sus pueblos, pero conviviendo con esta dialéctica de México, mostrando el cariño a la ciudad y a todos los que aquí convivimos», apuntó.

El presidente del Comité Central de la Comunidad Judía de México, Moisés Romano, reconoció el apoyo del Jefe de Gobierno y a la delegación Cuauhtémoc para la realización de proyectos. “Para nosotros es muy importante que ustedes sepan que valoramos mucho, que cada que tenemos un tema comunitario y nos acercamos con ellos siempre nos atienden”.

El jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, celebró la asistencia del Jefe de Gobierno, de quien dijo: es “un hombre austero, sobrio, pero eficaz. Un hombre que la ciudad va a extrañar en su momento”.

“Ambos nos preocupamos por la ciudad; nos preocupa darle viabilidad a su futuro. Juntos estamos empleando toda nuestra audacia para generar condiciones propicias de una mejor ciudad”, asever

El presidente del Comité Ejecutivo de la comunidad Kehilá Ashkenazí de México, Mauricio Kershenobich, indicó que hoy se inicia una nueva etapa, en donde se contempla además planificar otras obras similares a la que se presentó el día hoy, ubicadas de igual forma en la CDMX.

El edificio corporativo de la comunidad Kehilá Ashkenazi de México será sustentable y ayudará al área urbana de la zona. Los ingresos que se generen de este inmueble ayudarán a familias vulnerables y a diversas instituciones mexicanas.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Más noticias