Oaxaca, sitio privilegiado para el monitoreo y estudio de aves: Semaedeso

su trabajo de casi dos décadas de monitoreo de aves en el Jardín Etnobotánico

de Valorar y salvaguardar las diferentes especies de aves que habitan y/o transitan por Oaxaca, así como conservar las condiciones de los ecosistemas por los que migran, es un factor indispensable dentro de los esfuerzos de conservación y en consecuencia del equilibrio del medio ambiente, así lo precisaron los especialistas Georgita Ruiz Michael y Manuel Grosselet.

Esto durante su conferencia “Aprendizaje tras casi dos décadas de monitoreo de aves en el Jardín Etnobotánico de Oaxaca”, generada vía streaming por la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso).

En el marco del Día de la Riqueza Natural del Estado de Oaxaca, Ruiz y Grosselet expusieron que la entidad es un espacio rico en cuanto a presencia de aves; se cuenta con registro de 776 especies de las mil 119 que habitan o atraviesan por México durante las diferentes temporadas del año; además, el colibrí miahuatleco (Eupherusa cyanophrys) es un emblema del endemismo con el que cuenta el territorio oaxaqueño.

Desde 1993, con 2.2 hectáreas de vegetación representativa del estado y condiciones de agua suficientes, el Jardín Etnobotánico de Oaxaca se ha convertido en un refugio urbano a muchas especies de aves que migran miles de kilómetros de Estados Unidos y Canadá; por lo tanto se convierte en un lugar ideal para su monitoreo.

Por esta razón en el año 2001 se inició con el Proyecto de Monitoreo de Sobrevivencia Invernal (Mosi), el cual derivado de las favorables condiciones climatológicas que presenta la capital del estado se extendió y se programó durante la totalidad del año calendario, un proyecto que se realiza desde hace 18 años.

El monitoreo permite identificar la calidad de vida de las especies, deducir las condiciones por las que migran en las diferentes estaciones y el nivel de fidelidad a un lugar.

Los resultados a estos esfuerzos en el Jardín Etnobotánico se sintetizan en la capturara de 117 especies, de las cuales 62 son residentes, 53 migratorias y dos exóticas (ejemplares importados mayormente como mascotas).

El titular de la Semaedeso, Samuel Gurrión Matías, expresó que las privilegiadas condiciones de biodiversidad del estado son un punto de reflexión sobre la responsabilidad que tienen las y los oaxaqueños sobre el patrimonio natural que se resguarda para la humanidad.

Precisó que la riqueza natural de Oaxaca se refleja al contar con 23 de los 30 tipos de vegetación, 37% del total de especies de plantas registradas en México, 83% de las familias de mamíferos, así como las 776 especies de aves registradas, además de que cuatro de las siete especies de tortuga marina existentes en el mundo arriban al estado.

Para concluir, los expertos señalaron que las aves son un indicador de la calidad del planeta, centinelas de los cuales se calcula que en los últimos 40 años se han perdido alrededor de tres billones en el mundo, por lo que es relevante impulsar y consolidar en Oaxaca programas de monitoreo de aves que generen conciencia en la sociedad civil sobre la importancia de tomar medidas de protección.

 

 

Comparte esta noticia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Más noticias