Arriba a Oaxaca primer lote de vacunas contra COVID-19

Recibe el estado más de 19 mil dosis

Este martes arribó a Oaxaca un lote con 19 mil 500 vacunas Pfizer contra el COVID-19, como parte de la primera etapa de suministro del biológico en el territorio estatal, el cual será utilizado para inocular al personal sanitario que se encuentra en la primera línea de batalla contra la pandemia.

Así lo informó el subdirector de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) y responsable del proceso de vacunación y manejo de la pandemia en la entidad, Juan Carlos Márquez Heine, quien además dio a conocer que a partir de este miércoles 12 de enero, el cargamento de inmunización será distribuido en un universo de 49 hospitales incorporados a la red de notificaciones de Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAG), de los cuales 26 fueron reconvertidos a nosocomios COVID-19.

Dijo que los otros 23 fueron elegidos debido a que a lo largo de la emergencia sanitaria se sumaron a la atención de pacientes positivos y sospechosos del virus.

Destacó que la logística de la aplicación de dosis se llevará a cabo en un máximo de cinco días, para lo cual se instalarán módulos de vacunación en las unidades médicas antes mencionadas, compuestas de células (cada una con dos profesionales de enfermería y un capturista); la cantidad de éstas dependerá del número de inmunológicos que se aplicarán por día.

Señaló que la estrategia de vacunación será sectorial, esto abarca a enfermeras, enfermeros, personal médico, laboralistas, químicos, técnicos radiólogos, camilleros, trabajadores de limpieza, personal de ambulancia, manejador de alimentos, trabajo social, y demás áreas que están al frente de la atención a la emergencia sanitaria; incluyendo a personal con o sin seguridad social.

Márquez Heine advirtió también que, dentro del protocolo de seguridad para evitar la duplicación en la aplicación del inmunológico, las y los vacunados deberán identificarse con la Clave Única de Registro de Población (CURP); asimismo, todo el plan de vacunación se llevará a cabo con transparencia, honestidad, respeto a los derechos de las personas, igualdad y con estricto apego a las normas de la Secretaría de Salud Federal.

En su oportunidad, Alejandro Svarch, representante de la Secretaría de Salud del Gobierno de México y responsable de lo concerniente a la distribución y vacunación, detalló que cada contenedor Pfiezer está compuesto por 95 frascos, cada uno incluye cinco dosis.

Explicó que en esta primera etapa de la vacunación, se protegerá a un total de 18 mil 683 trabajadores y trabajadoras, quienes tienen el mayor riesgo de contagio. Las dosis extras -817- se utilizarán para el resto de personal sanitario que no se encuentra precisamente en la atención directa de pacientes con síntomas relacionados al virus SARS-CoV-2.

Añadió que cada caja de inmunológicos contiene un termómetro electrónico para monitoreo permanente, vienen con ultra congelación y hielo seco, mismas que se mantienen a menos 70 grados centígrados, con el fin de garantizar la seguridad térmica y calidad del producto biológico.

Hizo énfasis en que la vacunación será universal y gratuita para todas las personas en forma progresiva, dependiendo de la producción y entrega por parte de las farmacéuticas al país y al estado. En la siguiente fase se concluirá con todo el personal de Salud, y de ahí se abarcará a los grupos vulnerables, principalmente las personas mayores de 80 años, refirió.

Finalmente, Juan Carlos Márquez Heine, subdirector de los Servicios de Salud de Oaxaca, hizo un llamado a la población oaxaqueña a no bajar la guardia, “la llegada de las vacunas a la entidad es una esperanza, sin embargo, no es momento de descuidar o confiarse, es necesario que todas y todos continúen con el reforzamiento de las medidas sanitarias y evitar salir de casa si no es necesario”.

 

Carlos Perezcampos, Director de la FDCS-UABJO, rindió su primer informe

como resultado del proceso evaluativo realizado por los Comités de Ciencias Sociales y Administrativas.

Conforme a lo establecido en la fracción 7 del artículo 58 de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca y en correlación con el artículo 75 de su Reglamento, el Director de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Carlos Pérez Campos Mayoral, rindió su primer informe de actividades.

En Sesión Solemne del H. Consejo Técnico y ante la presencia del Rector, Eduardo Bautista Martínez, destacó que el principal eje de su gestión establecido en el Plan Estratégico de Desarrollo 2019-2024, es la Consolidación Académica, rubro en el cual, en el mes de octubre la Licenciatura en Derecho y Ciencias Sociales, obtuvo el Dictamen de Acreditación, por los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), con una vigencia de 5 años.

Lo anterior como resultado del proceso evaluativo realizado por los Comités de Ciencias Sociales y Administrativas.

En este mismo rubro, el Director destacó que la Facultad cuenta con un nuevo Plan de Estudios, acorde a las recomendaciones de los CIEES, y aprobado por el H. Consejo Universitario.

Y para continuar cumpliendo con su función sustancial y cuidando el bienestar de la población estudiantil, ante la contingencia sanitaria, la Facultad transitó a las clases virtuales y en línea, a través de las plataformas digitales: videoconferencia Telmex, Zoom y Microsoft Teams.

Para fortalecer el proceso de enseñanza aprendizaje y promover intercambios académicos, de investigación y docencia, que buscan beneficiar a los más de 3, 900 estudiantes y 251 profesoras y profesores, durante el periodo que se informa, se han signado convenios de colaboración y alianzas estratégicas con diferentes instituciones a nivel local, nacional e internacional.

Además, se han realizado congresos, conferencias, cursos, talleres, capacitaciones, simposios, encuentros, mesas de diálogo, foros, círculos de lecturas, presentaciones de libros, entre otros.

En materia de gestión refirió que se ha fortalecido la normatividad institucional, ya que se aprobaron 2 manuales: el de Organización y Funciones y el de Procedimientos, así como 5 programas: Formación Integral del Estudiante; Seguridad y Protección Civil; Superación Disciplinaria y Académica; Tutorías; Asesorías e Informe de Estudios de Trayectorias Escolares.

En infraestructura se realizaron acciones como: equipamiento de voz y datos en las dos salas de juicios orales, reinicio de trabajos de mejora en el Edificio Central para preservar este recinto histórico y rehabilitación de módulos sanitarios en la sede de C.U.

Al termino del informe y concluida la Sesión, el rector reconoció este importante ejercicio de rendición de cuentas y transparencia, conforme a los mandatos de la Ley Orgánica vigente y celebró los resultados obtenidos durante este primer año de trabajo, un ejemplo claro de que la universidad asume y cumple con su función y compromiso académico y social.

“A pesar de la pandemia, las y los universitarios no estamos detenidos, continuamos trazando rutas, marcando nuevos retos, alternativas y oportunidades para generar conocimiento y formar profesionistas, concluyó.